Proyectan que el déficit fiscal descendería a 1.5% del PBI al cierre del 2022 | Noticias



El departamento de estudios económicos del Scotiabank, proyectó hoy que el déficit fiscal se situaría en 1.5% del PBI al cierre del presente año, un nivel menor al proyectado por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) de 2.5%, debido a los mayores precios de los minerales e hidrocarburos exportados.

“Hemos revisado nuestra proyección de déficit fiscal de 2.0% a 1.5% del PBI para el 2022, nivel que sería menor al 2.5% del 2021 y al 8.9% del 2020, año en el cual el resultado fiscal se vio afectado por la recesión y los mayores gastos asociados a la pandemia”, explicó.

“Además, estaría por debajo del 2.5% del PBI proyectado por el Ministerio de Economía (MEF) para el presente año, e incluso sería similar al nivel esperado recién para el 2025, según el proyecto de ley aprobado por el Ejecutivo y que determina las reglas fiscales hasta el año 2026”, agregó. 

Asimismo, destacó que las cuentas fiscales continúan con su evolución positiva, lo que ha llevado a que el déficit fiscal acumulado en los últimos 12 meses a mayo se reduzca a 0.9% del PBI, nivel no visto desde inicios del 2015, según el Banco Central de Reserva (BCR).

“Este comportamiento estuvo sustentado básicamente en una evolución de los ingresos tributarios mejor a lo esperado -basado principalmente en los altos precios de minerales e hidrocarburos- y, en menor medida, en una ejecución del gasto público menor a lo previsto, en especial la inversión pública”, detalló.

También señaló que el gasto público tiene una marcada estacionalidad que lo lleva a crecer durante el segundo semestre-pago de gratificaciones de julio y diciembre, así como un mayor ritmo de ejecución de la inversión pública-, por lo que el Scotiabank prevé que el déficit fiscal tenga una tendencia ascendente en la segunda mitad del año.

“No obstante, el superávit fiscal de 16,015 millones de soles acumulado entre enero y mayo, nos permitiría cerrar el 2022 con un déficit fiscal de alrededor de 1.5% del PBI”, precisó.

Ingresos fiscales

De otro lado, explicó que los ingresos corrientes del gobierno general ascendieron a 94,651 millones de soles entre enero y mayo del 2022, mayores en 29% respecto al mismo período del 2021. 

Detalló que los principales factores detrás de esta evolución, mejor a la esperada, fueron:

1) Una recaudación récord en la regularización del Impuesto a la Renta 2021. 

El Scotiabank señaló que los ingresos por este concepto durante la campaña registrada entre marzo y abril superaron los 13,200 millones de soles, por encima de los 9,000 millones esperados inicialmente por Sunat y de los 6,100 millones recaudados el año anterior.

 

“Cabe precisar que los pagos a cuenta mensuales realizados durante el 2021 si bien aumentaron, no llegaron a reflejar todo el incremento en las utilidades”, indicó. 

A nivel sectorial, indicó que destacaron los pagos registrados por las empresas mineras (+157%) y de hidrocarburos (+454%), que en conjunto aportaron el 50% de los pagos por este concepto, beneficiadas por los altos precios del cobre, petróleo y gas.

2) Una evolución positiva en la recaudación por Impuesto General a las Ventas (IGV), que en mayo completó 16 meses consecutivos de crecimiento.

Refirió que entre enero y mayo los ingresos por IGV aumentaron 20% respecto a igual período del 2021. 

“Cabe anotar que, en términos reales, el IGV creció 12% en ese mismo período por lo que, al margen de la inflación, la recaudación viene reflejando la resiliencia del consumo privado a pesar del deterioro de la confianza del consumidor”, subrayó.

Indicó que las recientes medidas aprobadas como el sexto retiro de los fondos de pensiones (AFPs) y la disponibilidad del 100% de los depósitos CTS deberían contribuir a mantener el dinamismo del consumo y, por ende, de la recaudación proveniente de este impuesto. 

3) La mayor recaudación proveniente de ingresos no tributarios.

También señaló que entre enero y mayo los pagos por este concepto se incrementaron 25% respecto al mismo período del 2021. Este comportamiento respondió básicamente a los mayores pagos por regalías y canon petrolífero y gasífero (+155%).

“Es importante resaltar que durante el primer cuatrimestre del año el precio de exportación del gas natural peruano se triplicó como consecuencia de la mayor demanda en Europa asociada a la guerra entre Rusia y Ucrania”, explicó.

Por otra parte, señaló que todo lo anterior fue parcialmente contrarrestado por la caída en la recaudación del Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) registrada en mayo (-13%), en particular los menores ingresos por ISC a los combustibles (-55%), variaciones explicadas por la exclusión temporal de las gasolinas de 84 y 90 octanos y del diésel, de los bienes sujetos a la aplicación del ISC como una forma de aliviar el alza del precio internacional del petróleo y su impacto sobre la inflación.

“Esta medida, que generó una caída de 170 millones de soles en los ingresos por ISC en mayo, estará inicialmente vigente hasta fines de junio con la posibilidad de ser ampliada por seis meses más. Nuestra proyección de déficit fiscal asume que está medida estará vigente hasta fines del 2022”, precisó.

Más en Andina:

(FIN) NDP / MDV

Publicado: 13/6/2022




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *