22 policías heridos tras los actos vandálicos ocurridos durante protestas en Juliaca


Víctimas de la violencia. Un total de 22 agentes de la Policía Nacional resultaron heridos durante los actos vandálicos ocurridos en Juliaca, durante el fallido intento de toma del aeropuerto Inca Manco Cápac, de la ciudad de Juliaca, en la región Puno.

Las agresiones se iniciaron hacia el mediodía, cuando un grupo de personas utilizó diversas armas artesanales de fuego y atacó también con piedras a las fuerzas del orden. Otros manifestantes incendiaron un vehículo blindado Casspir de la PNP, y destruyeron parte del cerco perimétrico del mencionado terminal aéreo.

Los policías heridos fueron trasladados a la Posta Médica PNP Juliaca, de la Dirección de Sanidad Policial (Dirsapol), y al Hospital Carlos Monge Medrano, del Ministerio de Salud, en tanto que dos policías con lesiones fueron internados en la Clínica Angloamericana y la Clínica San Pablo, respectivamente, en esa misma ciudad.

Hacia las 9:30 de la noche, ocho miembros de la PNP fueron enviados a descanso médico domiciliario y tres de ellos ya habían sido dados de alta. Otros tres heridos serán trasladados al Hospital Nacional PNP “Luis N. Sáenz”, en Lima, a donde llegarán este sábado 7 de enero, entre las 8 y 9 de la mañana, según informó la Defensoría del Policía.

Rechazo de la violencia

Bajo la premisa del pleno respeto a los derechos humanos, pero cumpliendo con la misión de recuperar el orden y proteger los bienes públicos, el contingente policial, con apoyo de miembros de las Fuerzas Armadas, evitó que los manifestantes tomaran la pista de aterrizaje del aeropuerto de Juliaca. Estos últimos continuaron atacando a las fuerzas del orden hasta llegada la noche.

Debido a estos nuevos hechos de violencia, el aeropuerto suspendió sus operaciones para salvaguardar la vida del personal y de los pasajeros.

El Ministerio del Interior lamentó profundamente que miembros de la PNP y ciudadanos de Puno resultaran heridos durante estas lamentables e innecesarias muestras de violencia. De igual manera, condenó las agresiones y daños ocasionados a los bienes públicos y privados, hecho que termina afectando a todos los peruanos.

En ese sentido, exhortó a la población a mantener la calma y a manifestarse de manera pacífica, sin afectar los derechos de los demás ciudadanos.

El sector Interior, junto a otras entidades del gobierno nacional, continúan trabajando para salvaguardar la integridad de las familias que viven en las zonas aledañas al aeropuerto de Juliaca.

Fuente: El Peruano



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *